Comprender al niño adoptado.

Del tema de la adopción se habla muy poco, hay mucho desconocimiento en general pero más aún cuando hablamos de poder comprender al niño adoptado.

Durante mucho tiempo se «normalizaba» la adopción, pensando que un niño que llegaba a una nueva familia, con darle amor, comprensión, rutinas y educación era suficiente para que pudiese desarrollarse de forma saludable como «cualquier otro niño».

Pero con el paso de los años, los expertos han podio analizar como hay algunas características comunes en todos ellos. Una necesidad vital de estructurar su psique y de reconstrucción de la identidad.

Las heridas emocionales

Hay una herida primaria en los niños con procesos vitales que han sufrido la separación de la madre biológica. La experiencia del «abandono» queda marcada instalada despertando un sin fin de emociones y conductas a lo largo de su desarrollo.

Muchas veces, en las escuelas se hacen lecturas erróneas o muy superficiales frente a conductas desafiantes o disruptivas de los niños y niñas adoptados. Con intervenciones nefastas por parte de los educadores que solo hacen que agraviar las dificultades.

Para poder comprender al niño adoptado es necesario que educadores y familias pongan la intención de su acompañamiento en generar grandes dosis de empatía y el trabajo en equipo.

La condición de niño adoptado.

Se trata de no intentar negar, esquivar o rechazar la condición adoptiva. Formará parte de lo que él o ella es toda su vida. Sin tener que ser esto malo per se pero sí siendo conscientes que determinará en gran parte su propio desarrollo. Para poder valorar la evolución de cada niño habrá que observar las cargas emocionales que se deriven y de la intensidad con la que el peque viva esa condición en diferentes momentos de su vida. Poniendo especial atención a la adolescencia.

La construcción de su identidad pasará por elaborar su propia historia. Quién es él, su propio autoconcepto, vendrá dado por lo que se cuente sobre aquello que le ha sucedido. La narrativa de su familia, sus antepasados, su entorno y sus referentes. Está necesidad de poder definir quienes somos en base a nuestra historia personal es común en todos los niños y niñas.

De hecho, la narrativa la utilizo en muchas sesiones de consultoría familiar ya que ayuda a adultos y a niños a construir y elaborar procesos emocionales, poniendo palabras y creando una versión de si mismos que les aporte bienestar.

Algo que nos ayudará a empatizar y comprender al niño adoptado, es tener presente que la primera pregunta que se va a hacer para poder construir su «yo» es: ¿de quien soy hijo/a?

Un relato de vida con datos «en blanco»

Les faltará información. En la mayoría de casos se desconocen varios hechos que forman parte de su historia. Datos sobre la concepción, el embarazo, o los propios progenitores biológicos y el resto de familiares. Eso comporta emociones muy profundas de sentimientos que determinan sus conductas. Rabia, miedo, frustración, baja autoestima…

En el caso de adopciones interraciales la condición de «adoptado» se hace evidente y a veces esto les puede generar sentimientos de inseguridad o culpa y afectar a sus relaciones.

Trastorno del vínculo.

Poco a poco, los profesionales vamos teniendo más conocimientos para poder acompañar a estos peques y a sus familias. Sabemos de la importancia del apego y de la formación del vínculo de los bebés en sus primeros meses de vida y de las consecuencias a nivel de desarrollo cuando esto no sucede como es el bebé necesita.

Cuando estas necesidades básicas, afecto, seguridad, amor, apego no se han visto atendidas puede desarrollarse lo que llamamos trastorno del vínculo. Niños con dificultades en sus interacciones sociales, contacto físico, desarrollo cognitivo, funciones ejecutivas, etc.

En general, podemos afirmar que un vínculo afectivo roto, no establecido o deficiente predispone al niño a ser inseguro, temeroso del entorno y del futuro. Después pueden aparecer síntomas parecidos a los de hiperactividad, déficit atencional o impulsividad como forma de reaccionar ante un mundo que perciben fuera de su control.

Pero hay que vigilar de no realizar diagnósticos erróneos. Los síntomas son parecidos: inquietud, irritabilidad, falta de atención, emociones intensas… pero no siempre se da el TDAH como trastorno asociado. Es importante no caer en el sobrediagnóstico y trebajar en base a los síntomas.

Asimismo su capacidad para establecer relaciones adecuadas con sus iguales u otras personas del entorno se ven significativamente alteradas. A menudo aparecen manifestaciones conductuales y emocionales descontextualizadas.

Comprender al niño adoptado como intervención educativa.

Conocer y comprender la realidad del niño adoptado no implica que no podamos trabajar y acompañarlo para poder ir compensando y facilitando su buen desarrollo. Se trata de comprender de donde partimos, valorar las necesidades reales en cada caso concreto y poner herramientas y recursos que le ayuden a su buen desarrollo.

  1. Comprender el proceso vital de niño o niña.
  2. Trabajos de vínculo y de reeducación.
  3. Comprender los ataques de ira, rabietas, pasotismo o conductas disruptivas como una forma de expresión de miedos, inseguridades y expresiones de lo que sucede en su interior.
  4. Pedir ayuda. Buscar un profesional que os vaya ayudando a colocar y a elaborar la condición de adoptado y os ayude a comprender.
  5. Trabajar la Inteligencia Emocional y la Resiliencia de forma consciente para que puedan ir desarrollando su base socioafectiva.
  6. Ofrecer una mirada comprensiva desde la escuela y de amor incondicional. Buscar profesionales que ofrezcan formación como CRIA. (Centre de Recursos per a la infància i l’adopció)para poder atender las necesidades de los niños y niñas.

Gisela Baz

Gisela Baz

Conscious Life Coach.
Disfruta de una vida consciente.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Pau Gallinat .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Pau Gallinat.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.