niños leyendo

Las Altas Capacidades

En los últimos años muchas familias nos hacen llegar a los profesionales la sospecha de que su hijo o hija pueda tener altas capacidades. Las familias observan conductas y maneras de funcionar de sus hijos e hijas que hacen que salten las alarmas. A menudo, son «síntomas» que pueden llevar a confusión. Tanto los profesionales como las propias familias podemos llegar a extraer conclusiones precipitadas. Vale la pena mantener la calma.

¿Cómo saber si es Altas Capacidades?

Si bien es cierto, que hay niños con altas capacidades, la realidad es que en la última década, en general, se ha producido un aumento del potencial de los niños y niñas. Y aunque intelectualmente nacen niños y niñas con grandes capacidades, los profesionales vemos con asombro como, cada vez más, presentan dificultades de relación, de autoregulación o de labilidad emocional (respuestas emocionales desproporcionadas).

Junto con las altas capacidades, parece que estemos en una avalancha de diagnósticos con síntomas con puntos en común como el TDAH, Asperger, Alta demanda o Alta sensibilidad.

A veces, al sobre diagnóstico se añade el diagnóstico precoz ya que, en general, antes de los 8- 10 años someter a los peques a algunos test y a evaluaciones psicopedagógicas no tiene mucho sentido. Aunque algunos expertos afirman que las altas capacidades se pueden identificar claramente en niñas y niños a partir de los tres años.

Cuidado con el diagnóstico precoz

Se establece que hasta la edad de los 6 años, los niños no presentan patrones de conducta fijos, debido a la variabilidad del niño en sus respuestas al entorno. En las edades comprendidas de cero a seis años están en pleno desarrollo y en etapa de cambios.

Es cierto, que cuando «le ponemos nombre» a aquel conjunto de síntomas que nos alarma, nos produce cierta calma interna porque nos ayuda a tener pautas de intervención. Pero deberíamos acostumbrarnos a intervenir sobre los síntomas más allá de la «etiqueta» o el diagnóstico.

Antes de los 8-10 años están en proceso de desarrollo

La realidad es que la biología está cambiando, las necesidades de desarrollo de los niños cambian a la velocidad que cambia nuestro sistema social. La sociedad de hoy en día poco se parece a la de hace 20 años.

Existen grandes transformaciones en nuestra manera de relacionarnos y de funcionar en el mundo que se han dado tan solo en la última década. Piensa en cómo era tu día a día hace 20 años. Las nuevas tecnologías han provocado una revolución social y cultural.

Si el 80% de una classe tiene algun trastorno asociado, tal vez, deberíamos transformar la patología en en el simple hecho de que existe una diversidad funcional. Dentro de los parámentros de la normalidad que hace que cada vez los seres humanos nos desarrollamos con más capacidades, con más sensibilidad frente a los estímulos, con más hipermotricidad y por tanto, con más necesidad de movimiento y con un desarrollo madurativo emocional que a menudo queda desajustado de la capacidad de razonamiento.

Eso hace, que muchas familias o educadores queden sorprendidos antes las dificultades que presentan algunos pequeños frente a conductas que rompen la lógica antigua que nos decía que un niño que presentaba mucha capacidad de razonamiento era un niño con mayor madurez emocional. Eso ya no es así. Vamos a ver, entonces, cuáles son las características de funcionamiento de estos niños y niñas.

Características generales de un niño AC

Desarrollo avanzado.
La precocidad en los hitos evolutivos. En general, suelen hacer cosas antes de la edad en la que toca de manera estándar.

Interés por el aprendizaje
El aprendizaje se asume con gran facilidad. Su memoria les permite gran absorción de cualquier tipo de información aunque normalmente presentan intereses restringidos. No les interesa todo. Hay algunos temas sobre los que sienten más curiosidad. Mostrando total desinterés hacia aquello que a lo que no quieren prestar atención.

Profundizar en los conocimientos
Necesitan profundizar en los diferentes aprendizajes de su interés. Actúan como lo haría un filósofo o un científico intentando averiguar y dar una explicación lógica a lo que les interesa. Cuando encuentran un tema que les apasiona, se vuelven grandes expertos.

Alto nivel de actividad
Suelen ser niños inquietos, con necesidades de sueño reducidas. Buscan explicaciones al mundo que les rodea. A veces, pueden agotar a los adultos con los que comparte hogar por su alto grado de necesidad de actividad constante.

Precaución y temores
Debido a su carácter analítico necesitan ser cautelosos y pueden sentir temor ante la posibilidad de error o de un posible fracaso. Tienen miedos irracionales que debemos sostener y acompañar por eso es tan importante la educación emocional en estos casos.

Sensibilidad
Un rasgo bastante común es la sensibilidad y empatía que muestran respecto de temas como el maltrato a personas y animales, la injusticia social, etc. Pueden llegar a ser muy críticos con ellos mismos y se pueden volver introvertidos y reservados.

Desarrollo desigual
Pueden existir discrepancias entre el desarrollo de la capacidad intelectual respecto de las otras áreas como la conducta y, especialmente, el emocional. Existe un desajuste que a menudo despista a los adultos.

Capacidad precoz para diferenciar entre realidad y fantasía
Se hacen preguntas sobre la muerte y sobre temas recurrentes de historias o cuentos para entender los hechos reales o la fantasía. Son los niños que en clase, ante un cuento cargado de fantasía le buscaran dar un sentido «racional» a la historia.

Interés precoz en cuestiones morales o sociales
Suelen desarrollar una especial sensibilidad o conciencia hacia problemas sociales, desigualdades, injusticias, medio ambiente, contaminación, violencia, etc.

Mayor poder de razonamiento y manipulación
Los niños utilizan como herramienta comunicativa el lenguaje, y dada la gran capacidad de comprensión y razonamiento lógico, pueden utilizar con facilidad todo tipo de argumentos o demandas. A veces, si no se les marca límites y disciplina «normales» pueden convertirse en grandes manipuladores.

Habilidades sociales
Pueden manifestar unas capacidades innatas de liderazgo en su grupo pero sus intereses especiales pueden presentar alguna dificultad en la relación con sus compañeros y la integración en el grupo, con sensación de rechazo, incomprensión y baja autoestima.

Autonomía
A menudo son niños muy autónomos y es muy importante que no se les organice constantemente y que dispongan de su propio espacio para organizar y crear.

Perfeccionismo
Su necesidad de hacer preguntas puede resultar agotadora para los padres e impertinente para los maestros. Cuando no se alcanzan las metas u objetivos que se han propuesto, pueden frustrarse y sentir desasosiego, lo que puede conducir a rechazar o abandonar antes la tarea o el objetivo que tenían previsto. Debemos acompañarles en la constancia y el esfuerzo.

Labilidad Emocional   Presentan cambios de humor con subidas y bajadas. A veces, somatizan y sienten malestar físico ante bloqueos emocionales. Sienten un gran desgaste mental, que les lleva al agotamiento y la irritabilidad.

Es por eso que a menudo, es difícil, realizar un diagnóstico preciso frente a síntomas y vale la pena no precipitarse e ir acompañando al niño o a la niña en su desarrollo global.

altas capacidades

Tipos de Altas Capacidades

Como ya te he comentado, a menudo, poder poner nombre a «cómo funciona» el niño y tener un marco de referencia sobre aquello que le caracteriza, nos ayuda para poder ofrecer recursos adecuados y hacer orientaciones pedagógicas que le fortalezcan. Es por eso que ahora vamos a diferenciar los tipos de altas capacidades que se reconocen hoy en día y cómo identificarlas.

Entre los alumnos con altas capacidades podemos distinguir de una forma general tres perfiles: Superdotación, Talento y Precocidad.

* Estas definiciones son una adaptación de la propuesta de Castelló i Martínez (1999).

IMG 5412
Les altes capacitats: detecció i actuació en l’àmbit educatiu (Departament d’Ensenyament)

La Superdotación

La superdotación se conceptualiza como un perfil, donde todos los recursos intelectuales presentan un nivel elevado tanto de razonamiento lógico como de creatividad, una buena gestión de memoria y de captación de la información (gestión perceptual). Estos recursos se manifiestan en el razonamiento verbal, en el razonamiento matemático y en la aptitud espacial.

Por un lado, la configuración intelectual del superdotado posibilita una producción eficaz en cualquier ámbito o tarea; y, por otro lado, implica una diferencia cualitativa muy importante, disponer de recursos múltiples que permiten una acción combinada de estos, es decir, estrategias complejas para solucionar problemas complejos, imposibles de solucionar con un único recurso.

El Talento

El talento responde en cierta medida al concepto opuesto: especificidad y diferencias cuantitativas. Así, calificaremos de persona con talento, la que muestra una elevada aptitud en un ámbito o tipo de información (por ejemplo, talento verbal, o matemático) o en un tipo de procesamiento (talento lógico o creativo). En el resto de ámbitos o de formas de procesamiento pueden presentar niveles discretos, incluso deficitarios.

Cuando el niño talentoso sólo destaca en un área concreta, mientras que en el resto presenta valores normales y, en algunos casos, deficitarios, hablamos de un talento simple. En las áreas propias de su talento, el talentoso se mostrará con frecuencia, mucho más efectivo que el superdotado. Pueden señalarse otros talentos simples como el social, el musical o el motriz. Estos ámbitos se deben evaluar con pruebas específicas para estas áreas de talento, ya menudo su potencial se descubre por sus aficiones o actividades.

A menudo, sin embargo, nos encontramos con formas de talento donde se combinan diferentes aptitudes específicas, los llamamos talentos complejos cuando esta combinación de recursos da lugar a una conducta o talento que podemos identificar. Por ejemplo, el talento artístico figurativo que presentaría una combinación de gestión perceptual + aptitud espacial + creatividad + un nivel adecuado de razonamiento lógico.

El talento académico

Un caso de talento complejo al que hacer especial atención es el del talento académico. Este es una forma de talento complejo en el que se combinan, como mínimo, recursos elevados de tipo verbal, lógico y de gestión de la memoria.

El perfil intelectual del talento académico le capacita con una gran eficacia para los aprendizajes estructurados o formales, obtienen información de cualquier fuente estructurada y presentan un bagaje de conocimientos y vocabulario más extenso que sus compañeros de edad.

La Precocidad

La precocidad no es un fenómeno intelectual, propiamente dicho, sino evolutivo y, por tanto, implica un ritmo de desarrollo más rápido, pero no el logro de niveles de desarrollo superiores. Los alumnos con precocidad suelen manifestar un mayor número de recursos intelectuales que sus compañeros, mientras los recursos intelectuales básicos están madurando. Una vez terminada la maduración, su capacidad intelectual puede ser completamente normal.

La precocidad será tanto más manifiesta como más jóvenes sean los niños. A efectos de comportamiento y de aprendizaje, las personas con precocidad suelen mostrar las mismas condiciones que niños de mayor edad. Igualmente, pueden mostrar perfiles propios del talento académico o de talentos específicos.

La precocidad debe distinguirse de los dos conceptos descritos anteriormente, dado que es un fenómeno fundamentalmente evolutivo, mientras que la superdotación y el talento son fenómenos cognoscitivos estables.

En muchas ocasiones cuando una familias en P4 pide una reunión para comentar la sospecha de las «altas capacidades» de su hijo o hija está refiriéndose a que han observado capacidades precoces. Por este motivo, es importante, que el profesional, resitue a la familia y temporalice. Un niño en desarrollo necesita tiempo para poder mostrar su potencial.

¿Cómo intervenimos ante las Altas Capacidades?

Lo que no es permisible, es «obviar» esas capacidades, o esa necesidad del niño o de la niña por el simple hecho de no tener un diagnóstico que lo determine. Podemos (y debemos) acompañar al pequeño para que se sienta acompañado y estimulado en sus aprendizajes.

Los ámbitos de evaluación psicopedagógica son los siguientes:

Aprendizajes y rendimiento académico

Una vez, el niño ya está en primaria se puede realizar una on evaluación psicopedagógica. En esta evaluación hay que examinar cuál ha sido la trayectoria escolar del alumno, tanto respecto a su rendimiento académico como a sus aprendizajes (como aprende, qué le interesa, qué hábitos de estudio ha adquirido, etc.).
A través de:

  • Cuestionarios para los maestros y los padres.
  • Tests de rendimiento escolar y de capacidades para poder valorar si existe discrepancia entre su rendimiento y sus capacidades.
  • Informes escolares sobre el alumno.
    Los alumnos con altas capacidades pueden destacar por encima de los que no lo son por su habilidad avanzada para aprender cómo hacer las cosas, para planificar qué hacer y cómo hacerlo y para realizarlo. Por lo tanto, uno de los criterios para identificarlos debe ser recoger y analizar muestras de sus trabajos, historia, dibujos, planos, etc. Estas muestras son imprescindibles para apreciar la originalidad, la creatividad y el grado de implicación en la tarea del alumno.

Características comunes de los niños y niñas con altas capacidades.

  • Amplitud del vocabulario, precisión de las palabras, complejidad de la estructura de las frases, etc.
  • La calidad de las preguntas, que son inusuales, originales, complicadas, llenas de madurez, intencionadas, etc.
  • La forma de comunicar y transmitir ideas propias (contenido, vocabulario semántico, forma y uso del lenguaje).
  • La habilidad para diseñar estrategias (sistemáticas y múltiples) para resolver problemas.
  • La utilización innovadora de materiales comunes, es decir, si adapta y / o combina materiales para ejecutar funciones diferentes a las de su aplicación original.
  • La amplitud y la profundización de sus conocimientos en un área o asignatura específica. – La persistencia y constancia para terminar sus trabajos, especialmente los que ha elegido para sí mismo o son afines a sus intereses.
  • La preferencia para buscar actividades muy complicadas, nuevas o poco corrientes.

Personalidad, motivación y autoconcepto

Hay que explorar estas áreas cuando hay sospechas de que el rendimiento del alumno está alterado por motivos emocionales. Hay que valorar si las causas de una falta de motivación o una caída del autoconcepto son internas o son propiciadas por el medio ya sea escolar o familiar.

Son numerosos los cuestionarios y tests de personalidad y autoconcepto elaborados desde diferentes perspectivas teóricas; el profesional puede elegir los que conozca mejor y le sean de más utilidad.

Sociabilidad y habilidades comunicativas

Una batería de socialización que puede ser útil es el VASCO, que mide aspectos positivos: liderazgo, jovialidad, sensibilidad social, respeto, autocontrol; y aspectos perturbadores: agresividad-terquedad, apatía-retraimiento y ansiedad-timidez.

Respecto de las habilidades comunicativas hay que valorar que para comunicarse eficazmente hay que tener una buena capacidad de empatía (ponerse en el lugar del otro) y ser flexible (adaptarse al interlocutor), más que poseer un buen control de las habilidades lingüísticas.

Entorno familiar y escolar

La entrevista con la familia y el conocimiento del funcionamiento del centro escolar es una buena vía de recogida de información.
El cuestionario de Moss sobre climas sociales permite evaluar cómo actúa el alumno con la familia o en la escuela, y también las motivaciones principales de la familia (es una familia orientada al «conseguir», cariñosa, etc.).

¿Cómo ayudamos al niño con Altas Capacidades desde la escuela?

Gestión del aula:
Las necesidades educativas que puede presentar el alumnado de altas capacidades no son homogéneas, sino particulares de cada alumno concreto, condicionadas por circunstancias muy diversas en relación con las capacidades personales que posee, el momento evolutivo en que se encuentra, la ambiente en el que se desarrolla, etc.

Aún así algunas de las necesidades educativas más comunes de estos alumnos son:

  • Un entorno que estimule sus potencialidades
  • Autonomía, independencia y autocontrol
  • Sentimientos de pertenencia al grupo de compañeros. Es importantísimo trabajar las relaciones. Ellos tienen altas preferencias e intereses restringidos por lo que algunos o bien prefieren la soledad o bien renuncian a su forma de ser para encajar.
  • Aceptación y confianza por parte de las personas que le rodean.
  • Una enseñanza adaptada a sus necesidades y ritmo personal de aprendizaje.
  • Una oferta curricular flexible que le permita profundizar en los contenidos.
  • El acceso a recursos educativos adicionales que complementen la oferta educativa ordinaria.
  • La flexibilización de la enseñanza en aspectos como horarios, actividades, recursos, materiales o agrupamientos.
  • La planificación y evaluación de su proceso de aprendizaje.
  • La aceleración de curso (en último lugar)

¿Cómo ayudamos al niño con Altas Capacidades en casa?

  • Teniendo en cuenta que se agota.
  • Cuidando su alimentación (necesitan nutrir su sistema nervioso)
  • Necesitan sentirse MUY amados. Ellos aman mucho y se enfadan mucho.
  • Comprender y acompañar sus obsesiones, autoexigencia y perfeccionismo.
  • Asegurarles un buen descanso ya que a veces les cuesta debido a su actividad mental tan elevada.
  • Respirar/ Meditación. Ayudarle a conocer técnicas de relajación que le ayuden a autoregularse en momentos de angustia.
  • Acompañar el fracaso. Ante el erro se hunden y necesitan del adulto para encontrar la motivación.
  • Lo mismo que cualquier otro niño: amor, aceptación, disciplina, etc.
  • Intentar comprender sus motivos ya que razonan distinto.
  • Ayudarles a poner palabras a sus emociones. ¿cómo se sienten? Y trabajar sus habilidades sociales.

Si sospechas que tu hijo o hija podría tener altas capacidades y necesitáis acompañamiento familiar no dudes en ponerte en contacto conmigo 🙂

Gisela Baz

Gisela Baz

Conscious Life Coach.
Disfruta de una vida consciente.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Pau Gallinat .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Pau Gallinat.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.