¡Juegos y juguetes para Navidad!

Se acerca la Navidad (bieeeen!) y es un buen momento para introducir juguetes o materiales que ayuden a los peques a su buen desarrollo. A través del juego fomentamos el desarrollo de las funciones ejecutivas más importantes y podemos poner las bases para su bienestar emocional. Los materiales y juguetes que les proporcionemos, determinaran en gran parte el tipo de juego que van a realizar y es importante reflexionar sobre qué juegos y juguetes els vamos a regalar para Navidad.

Pero antes de nada, es importante que los adultos comprendamos por qué es importante el juego como actividad central de desarrollo psicológico de los peques. Es algo que suelo explicar siempre en la consultoría familiar.

El juego como fuente de aprendizaje.

Es la actividad por excelencia de la infancia. De hecho debería ser la actividad principal durante el día en todas las escuelas del mundo. El juego es o debería ser una actividad espontánea que nace la voluntad del niño y por supuesto que elige de forma voluntaria.

Al jugar hacen una acción que implica participación activa del peque, autoexpresión, descubrimiento del mundo exterior y de sí mismo. El niño mientras juega está «haciendo» y se ponen en marcha todas sus habilidades cognitivas.

Eso sí, para que el juego resulte verdaderamente una fuente de aprendizaje debe basar la acción del niño en la repetición. Es importante que pueda disponer de tiempo y espacio suficiente para poder vincularse e interaccionar con el «juguete» o material. Encontrarse con él y reencontrarse muchas veces.

La ventaja del juego es que tiene un carácter de ficción. Es hacer «como si» y eso hace que podemos vivir y revivir experiencias sin las consecuencias de la vida real. Es maravilloso para los niños y niñas poder elaborar situaciones de la vida cotidiana.

El juego parte de la inventiva y de la capacidad creadora del niño, además implica que desarrollen un lenguaje de símbolos. Es representación y por lo tanto pone en marcha las funciones superiores del cerebro. Hay una constante relación entre acción y pensamiento.

Durante el juego del niño es activo, y por tanto satisface su deseo de movimiento y acción, imprescindible para el desarrollo cognitivo. A través del movimiento es donde se dan nuevas conexiones neuronales.

Los niños y niñas se enriquecen con conocimientos y experiencias nuevas. Es su instrumento para conocer el mundo u les ofrece la posibilidad de resolver tensiones internas.

Estimula la imaginación y sobre todo ¡le hace FELIZ! ¡Jugar genera grandes dosis de bienestar!

El juego como autoregulador emocional.

Es importante que el material potencie la imaginación y la creatividad de los peques. Además, debemos optar por juegos cargados de significado para los niños y niñas, donde consigan superar retos y puedan reafirmarse de manera positiva.

Estos juegos educativos les permiten tener una serie de vivencias desde la seguridad que proporciona el juego, donde todo está permitido. Además, van interiorizando cómo funciona el mundo y sus relaciones. 

Requisitos del juego infantil.

Hay algunos requisitos que a menudo pasan por alto cuando observamos a los niños jugar. Es necesario que los adultos prestemos atención a:

  • Cuerpo: dominio de la postura para jugar libremente.
  • Tiempo: relación larga con el objeto sin final previsto.
  • Espacio: permanencia y características de los objetos.
  • Seguridad: que se sienta seguro a nivel físico y emocional. En un estado no alterado.
  • Objetos: que estimulen y al alcance. Los objetos conocidos son los que permiten el aprendizaje, para que lo vuelven a encontrar, y cada vez que lo reencuentran aprenden cosas nuevas, nuevas características y nuevas posibilidades de manipulación.
Copia de Copia de Copia de Copia de Copia de Sin título

Por suerte tenemos tiendas especializadas en juguetes de calidad y educativos que nos ayudan a poder elegir bien. Por ejemplo, una de mis marcas favoritas es KINUMA. 

Además de tener una selección increíble de juguetes y materiales hacen una labor pedagógica brutal a través de sus redes sociales, ya que acercan los juegos de mesa o de reglas a las personas, gracias a los videos explicativos donde muestran y explican cómo jugar con el material. Me parece una propuesta súper interesante ya que como sabéis soy fan absoluta de los juegos de mesa para niños y adultos.

Los juguetes más apropiados para esta etapa son todos aquellos que favorezcan y desarrollen su capacidad sensorial, juguetes o materiales cargados de cualidades sensoriales: formas básicas, texturas, olores, diferentes pesos, materiales que flotan, encajables, etc. 

Juegos y juguetes para Navidad para niños/as de 0 a 3 años.

Personalmente recomiendo los juguetes hechos con materiales nobles: metales, madera… ya que sus propiedades son mucho más ricas que el plástico. Materiales abiertos o desestructurados.

Algunos juegos que favorecen la exploración sensorial son:

Juegos y juguetes para Navidad para niños/as de 3 a 6 años.

A partir de los tres años es importante que combinemos los juegos y juguetes que le vamos a regalar para Navidad y respondamos a partes iguales a sus deseos y a sus necesidades. Es decir, es importante que escuchemos sus deseos e intereses y también que proporcionemos juegos o materiales que des de nuestro criterio favorezcan un juego rico y espontáneo.

¿Qué os han parecido todas estas ideas? Si entráis en la web de Kinuma veréis que hay muchísimas más opciones!

Gisela Baz

Gisela Baz

Conscious Life Coach.
Disfruta de una vida consciente.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Pau Gallinat .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Pau Gallinat.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.