cómo nos relacionamos con los niños

¿Cómo nos relacionamos con los niños?

Hoy vamos a hablar de cuáles son las creencias adultas que se ponen en marcha cuando nos relacionamos con los niños y niñas. Reconocer nuestros patrones de conducta nos ayuda a ser más libres a la hora de actuar o de intervenir. Podremos dar respuestas más conscientes y procurar que no nos salten los automatismos que todos los adultos tenemos integrados.

Tanto familias como educadores establecemos vínculos con los pequeños basados en una serie de ideas y mapas mentales que hacen que actuemos de una determinada manera cuando interactuamos con niños y niñas pequeños. Solemos reaccionar ante las diversas situaciones en base a tres parámetros:

1. Desde lo que pensamos que es la infancia.

Por un lado nos relacionamos con los niños niñas desde lo que pensamos que es la infancia. Todos tenemos una serie de conceptos y de ideas preconcebidas sobre esa etapa. Ya sea por cosas que nos han contado, información que hemos leído o por el propio sistema social que le otorga un cierto valor y unas funciones concretas a esa etapa.

madre e hijo

Es importante, por ejemplo, que revisemos qué pensamos sobre la primera infancia. Que creemos que se supone qué pasa en edades comprendidas de 0-6 años. Hoy en día sabemos que se forman las bases de la personalidad, que su relación con el entorno es básicamente emocional y que su desarrollo se da a través del juego.

Pero hay muchas maneras de ver la infancia, depende de dónde pongas tu foco. Muchos lo ven como una etapa en la que hay que prepararse para la vida adulta, o bien piensan en esta etapa como unos años donde los pequeños no tienen problemas y aquello que les ocurre no tiene demasiada importancia. O bien, hay personas que sienten que los niños pueden ser tratados de una forma distinta por el hecho de ser pequeños. El respeto y la dignidad lo dejan para etapas adultas. Los hay, en cambio, que lo más importante en la infancia es que los niños sean libres y felices todo el tiempo…

Mas allá de las posibles diferencias, hoy en día la mayoría de opiniones se concentran en la concepción más actual del niño como sujeto social de derecho. Pero a lo largo de la historia se ha descrito esa etapa de diferentes maneras. Te invito a que revises que opinas tú sobre esta etapa ya que está determinando en cierto modo tu forma de relacionarte.

2. Desde nuestras propias necesidades.

Esta es una de las premisas que a menudo no tenemos muy en cuenta. En cambio, resulta que, muchas, muchísimas veces los adultos realizan intervenciones o acompañan a las criaturas desde sus propias necesidades.

A veces, la manera en cómo nos relacionarnos con los niños o niñas viene dada por necesidades adultas. Cuando hablo de este tema, siempre me gusta aclarar que eso no hace que la intervención sea inadecuada o menos buena que si solo tenemos en cuenta las necesidades de los peques. Solo digo que es bueno que lo llevemos a un estado de consciencia. Asegúrate que tus conductas, aquello que decidas hacer o decir, sea desde la consciencia.

¿Responde mi decisión a mi propia necesidad adulta? Si es así, sencillamente pon atención, y valora si es el momento de darle respuesta a tu necesidad, a la del niño, o si podéis llegar a un encuentro en que cada uno pueda dar respuesta a sus propias necesidades.

Copia de Sin título 11

Este tema, se suele ver muy claro cuando hablamos de organización y gestión del tiempo. A menudo, las escuelas o en los propios sistemas familiares, la estructura organizativa vienen más marcada por lo que necesitamos los adultos. No suele responder a los ritmos de los más pequeños. Por poner un ejemplo.

Otras veces, la cuestión de las necesidades va más allá. Se da de una forma más profunda. Muchas veces actuamos con los peques para intentar calmar nuestro propio dolor. Se abren heridas de cuándo éramos pequeños y entonces lo que estamos haciendo es intentar dar respuesta a nuestras necesidades relacionadas con nuestro niño interior. Atención, placer, vinculación, protección… Intentaremos por todos los medios compensar todas aquellas carencias convencidos de que marcaron de alguna manera nuestra propia infancia.

Este tipo de respuestas emocionales nos aleja, de lo que realmente importa, que son las necesidades reales de los niños. Atender y llevar a cabo intervenciones que les fortalezcan ofreciendo espacios de autonomía, seguridad o vinculación en base a lo que él o ella necesite en cada momento.

¿Y tú? ¿Eres consciente de cuándo te relacionas con los niños en base a tus propias necesidades?

3. Desde la función que creemos que tenemos.

Por último, nos relacionamos con los niños desde la función que creemos que tenemos. En el sector educativo es quizás mucho más fácil de percibir las diferentes formas de sentir y vivir este rol, pero también es identificable dentro de los núcleos familiares. La pregunta que nos hacemos es ¿qué se espera de mí como madre? ¿y como padre? ¿o educador?

¿Cuál creo que es la función que se deriva del papel que ejerzo? Aquí os invito a reflexionar sobre todo aquello que os limita o no os permite ser auténticos. Tengo la función de… proteger, criar, educar, enseñar, cuidar, sostener, transmitir, velar por su bienestar psicológico, alimentar, ser una red de apoyo social para las transiciones vitales, prepararlos para aprender a sumir retos y responsabilidades, amar, limitar, etc.

Copia de Sin título 10

El papel que creemos que debemos adoptar también marcará una manera de actuar y de relacionarnos con los más pequeños.

Estas son algunas de las cuestiones a las que me refiero cuando hablamos en consultoría de establecer las bases que os lleven a vivir una paternidad o maternidad consciente. Al final, se trata de poder responsabilizarse de nosotros mismos y poder decidir quién y como queremos ser de una forma libre y respetuosa.

Gisela Baz

Gisela Baz

Conscious Life Coach.
Disfruta de una vida consciente.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Pau Gallinat .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Pau Gallinat.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.