Quiero cambiar y no sé por dónde empezar

Llegó un momento en mi vida en que todo dejó de tener sentido. Durante mucho tiempo había llenado mi mente y mi corazón de un montón de cosas que de repente ya no me servían. Obviamente, no fue de repente.

Seguramente fue un proceso lento y doloroso, pero el día que te das cuenta, lo recibes como un jarro de agua fría fijo. En mi caso, fue un tema profesional pero estoy segura que pasa lo mismo con cualquiera de las relaciones que establecemos. Una relación de pareja en la que un día te despiertas y zas! te das cuenta que ya no sientes lo mismo… una relación de amistad en que un día estás tomando un café como cientos de veces y zas! te das cuenta de que ya no tenéis nada en común, etc.

Incluso, seguro que os ha pasado con algún hobby en el que durante un tiempo pusisteis mucha energía y dedicación y «de repente» un día se te acaba la motivación.

Obviamente, hay despedidas que duelen más que otras. No es lo mismo dejar de tocar la guitarra y que ahora te de por hacer yoga, que romper una relación amorosa o romper con un estilo de vida (así, en general).

Normalmente aquello a lo que nos dedicamos y cómo nos dedicamos a ello, marca un claro estilo de vida. Yo jamás me había planteado si «el cómo» estaba viviendo mi profesión iba acorde conmigo.

Durante años hice terapias de todo tipo, me encanta investigarme y conocerme. Me gusta sentir que cada vez soy más auténticamente yo y siempre he estado metida en temas de desarrollo personal.

Pero hubo un día en que un solo pensamiento lo cambió todo: «creo que esto que hago ya no me gusta». Estaba claro desde fuera que no me hacía feliz, mi familia notaba el grado de estrés que llevaba y mi compañero sabía de mis noches sin dormir. Pero, ¿cómo había llegado a esto? ¿En qué momento perdí la motivación y la ilusión? Y lo que era más importante: madre mía…

¿Ahora por dónde empiezo?

Investigué, leí y paré. Al final todos los caminos llevan a Roma. Para poder tomar nuevas decisiones y diseñar una vida a mi medida debía urgentemente empezar por mí. Sí, otra vez.

Esta vez no iba de sanar o de «arreglar» nada. Yo no estaba estropeada o incompleta. Simplemente las circunstancias que se dieron en mi vida me hicieron replantearme todo desde cero. Mis prioridades cambiaron y necesitaba vivir otra vida. Una vida acorde a como yo sentía y al ritmo que yo necesitaba.

Muchos de los malestares que padecemos ya sea mentales, emocionales o físicos estoy segura que mejorarían o incluso, desaparecerían si fuésemos capaces de bajar el ritmo. En general, como sociedad. En serio. Estamos saturados. Por favor, bajemos el ritmo.

Así que empecé a pensar en mí YO de AHORA. No en mí yo adolescente o en la chica que entró en la universidad con veinte pocos años. La mujer que soy hoy, con todo lo que eso conlleva.

Mis sueños, mis anhelos, mis deseos, mis defectos, mis talentos, mis necesidades, mis intereses y sobretodo mis prioridades. Seguramente serán muy diferentes a las tuyas (o no tanto) pero en cualquier caso mi esquema es único, igual que será el tuyo.

Te invito a pensar en ello. Hay muchos ejercicios y cursos en internet que te hacen hacer ejercicios como: «¿donde te ves en 10 años?» o «sueña: ¿cómo te gustaría que fuese tu vida?»

Algunos de ellos van bien, me han ayudado a poner el foco más allá de mis propias limitaciones. Pero yo te lo voy a dar más fácil aunque más complejo de sentir. Sea cual sea el cambio al que te estás enfrentando. Sea cual sea el duelo que estás pasando. Pregúntate quién eres hoy y qué necesitas.

QUÉ Y CÓMO TE QUIERES SENTIR.

En mi caso, tuve claras varias cosas: quería un trabajo donde pudiese tomar decisiones yo sola, gestionar mi tiempo y mis tareas, que diese cabida a mi parte creativa, que pudiese llevar diferentes proyectos o ideas a cabo… y sobretodo quería una vida tranquila. Quería sentirme segura y tranquila. Quería sentirme de buen humor, relajada y libre.

En resumen, el primer paso en momentos de crisis o de transformación pasa por conocerse a uno mismo y reconocerse.

Gisela Baz

Gisela Baz

Conscious Life Coach.
Disfruta de una vida consciente.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Pau Gallinat .
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Pau Gallinat.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.